Archivo del Autor: admin

Su primera revisión

Muchas personas nos hacen preguntas acerca de la oftalmología pediátrica. Entre ellas, una de las más comunes es cuándo es el momento idóneo para una primera revisión oftalmológica. Lo cierto es que independientemente de la edad del pequeño, es conveniente acudir al oftalmólogo siempre que se tenga la sospecha de alguna anomalía en su visión.

bht165_eyes-baby-genes_fs

Incluso cuando aparentemente todo vaya bien, será conveniente hacer una revisión muy temprana en el caso de bebés con antecedentes familiares de enfermedades oftalmológicas graves (como la catarata o el glaucoma congénitos) o en aquellos casos en los que la madre haya sufrido enfermedad de riesgo durante el embarazo susceptible de haber desarrollado una malformación congénita en el feto.

También sería conveniente una revisión temprana, durante el primer año de vida del niño o niña, cuando sus progenitores tienen más de 3 dioptrías de miopía o hipermetropía o más de 1.5 de astigmatismo, así como si sufren de ojo vago ambliope o estrabismo.

En todos los demás casos, se aconseja una primera visita oftalmológica entre los dos y tres años del pequeño/a. Hay que tener en cuenta que aunque esta primera revisión de la visión infantil es importante, las conclusiones de las revisiones serán cada vez más completas conforme el niño sea más mayor, y pueda colaborar de forma más proactiva en la exploración.

oftalmologia-pediatrica

En esta primera visita, a menos que se tenga sospecha de alguna patología en concreto que merezca atender de forma prioritaria, se realiza una exploración oftalmológica completa, incluyendo una dilatación y fondo de ojo en función de la valoración del oftalmólogo. Es normal que el niño se muestre algo irritable en alguna de estas pruebas, ya que le provocarán visión borrosa.

Es importante que el niño o niña sepa que no se le va hacer ninguna exploración dolorosa en las pruebas. Se utilizan equipos y luces que en ocasiones deslumbran, pero no duelen. También puede que se le administren gotas que pueden producir un leve escozor en los ojos, pero este pasará en solo unos segundos como si fuera sólo agua de mar.

Si tiene cualquier duda referente a la primera revisión de oftalmología pediátrica, no dude en contactar con nosotros y le atenderemos de forma personalizada.

¿Cómo afectan las pantallas a nuestra visión?

La estampa diaria en el metro, en la calle, en los bares y restaurantes de las personas mirando el móvil está más que vista y comentada por todos. Los dispositivos móviles se han convertido en una extensión nuestra que consultamos a diario y durante muchos micro-momentos que suman horas y horas de nuestros días. Un estudio de la consultora TNS confirma que la media de los españoles es de tres horas diarias, aumentando a cuatro horas y media cuando se habla de ciudadanos menores de 25. Pero, ¿somos conscientes de los daños que puede sufrir nuestra visión debido a éste hábito?

luz-azul-ordenador-riesgos

La luz azul es la que desprende éste tipo de dispositivos, es altamente energética y puede ser peligrosa para el ojo. Aunque nuestros ojos cuenten con un sistema de auto-protección, reduciendo la cantidad de luz azul que llega a la retina gracias a que los pigmentos que confieren a la mácula ayudan a filtrar las ondas más cortas y a que conforme avanza la edad, nuestro cristalino adquiere poco a poco una coloración amarilla-parda que ayuda a filtrar éste tipo de luz, no es suficiente cuando nos sometemos a un flujo continuo de la misma.

Durante millones de años la luz del sol ha sido la única fuente de luz azul que teníamos. Sin embargo, los dispositivos que trabajan con tecnología LCD/LED son auténticas fuentes de luz azul. Esto supone un problema cuando la distancia del ojo a estas fuentes de luz es reducida y cuando estos dispositivos forman parte de nuestro trabajo y momentos de ocio, pasando muchas horas frente a ellos.

La sobreexposición a la luz azul nos puede afectar de varias maneras. Lo primero que suele verse afectado es nuestro ciclo de sueño, el exponernos de forma continua puede interferir en la producción de la hormona melatonina, ésta interrupción puede alterar el metabolismo de la glucosa aumentando el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2. En segundo lugar, la sobreexposición puede provocarnos estrés visual y a largo plazo, alteraciones en las células de la retina del ojo que desencadenen enfermedades como la DMAE o ayudar a la formación de cataratas.

Nuestra principal recomendación es reducir la cantidad de horas que pasamos frente a estos dispositivos. Asimismo, aumentar las distancias, la pantalla del ordenador debería estar a 70cm, la tableta a 50cm y el móvil a 33cm. Por último, si tienes la percepción de que tu visión está siendo afectada, lo mejor será que visites al oftalmólogo. El especialista realizará un estudio completo y obtendrás un diagnostico real de la situación. En Clínica Carreras Candi estaremos encantados de atenderte, no dudes en contactar con nosotros.

¿Corregir el astigmatismo definitivamente?

La OMS calcula que en el mundo hay 153 millones de personas con problemas visuales debido a errores de refracción no corregidos. Los defectos de refracción más comunes son miopía, hipermetropía y astigmatismo, y pueden corregirse mediante diferentes técnicas. En éste artículo hablaremos del astigmatismo y cómo corregirlo definitivamente, en los próximos ahondaremos en la miopía y la hipermetropía.

El astigmatismo se produce cuando la córnea no presenta la misma curvatura en todas sus zonas. A diferencia de los ojos emétropes (sin graduación), la luz que ingresa en los ojos que sufren de astigmatismo se enfoca en más de un punto de la retina, en cambio, en el primer caso, la luz se enfoca en un único punto. Lo que provoca el principal síntoma, la percepción borrosa de los objetos sin distinguir distancias, ocurre lo mismo con objetos lejanos que con objetos cercanos.

vision-astigmatismo

Aunque el astigmatismo no se puede prevenir y suele ser el problema refractivo más estable de todos, entre los 20-25 años la graduación de los astigmáticos se estabiliza, si somos conscientes de que sufrimos éste síntoma, debemos someternos a un examen oftalmológico completo para que un experto nos indique cómo corregirlo definitivamente.ojo-astigmatismoEn el Centro de Oftalmología Carreras Candi contamos con las mejores técnicas: el LASIK o las lentes intraoculares fáquicas.

El LASIK modifica la curvatura de la córnea del ojo consiguiendo una perfecta conicidad, es decir, consiguiendo la misma curvatura en todas las zonas de la córnea. Para poder aplicar ésta técnica el paciente debe tener entre 1.5 y 5 dioptrías. En la intervención se realiza el levantamiento previo de una lamela corneal de un espesor entre 160 y 180 milimicras y se aplica el láser excimer de barrido para conseguir el efecto deseado. Se lleva a cabo de forma simultánea en ambos ojos mediante anestesia con colirios, en un tiempo aproximado de 3 minutos. No hace falta llevar vendaje ocular postoperatorio, tampoco ingreso ni perdida de días de trabajo.

En el caso de las lentes intraoculares fáquicas, éstas son ideales para pacientes que presentan una córnea de espesor bajo no susceptible de ablación con láser o los pacientes que sobrepasan las dioptrías aceptadas por el LASIK. Lo que ocurre en éste caso es que se implantan unas lentes dentro del ojo mediante una técnica rápida y sencilla bajo anestesia local.

Desde el Centro Oftalmológico Carreras Candi, en Barcelona, te animamos a que consigas dejar atrás esas imágenes borrosas que provoca el astigmatismo, ¡estaremos encantados de atenderte!

¿Cuánto puede afectar la radiación solar a nuestros ojos?

A estas alturas del año todos sentimos que ha llegado el verano y aunque oficialmente no es verdad, lo cierto es que la sensación de calor cada vez es más alta. Nuestro propósito es advertiros acerca de los daños que podéis tener al exponeros de forma prolongada a las radiaciones solares.

Las radiaciones solares son aquellas ondas electromagnéticas emitidas por el sol. El espectro de dichas ondas va desde el infrarrojo hasta el ultravioleta y estas radiaciones traen consigo efectos positivos en los humanos como regular el funcionamiento de la vitamina D y su posterior resultado nutritivo en nuestros huesos. Sin embargo, también pueden ocasionar grandes problemas oftalmológicos.

Los resultados negativos de la exposición prolongada a las radiaciones solares pueden provocar múltiples lesiones con diferente nivel de gravedad:

Cataratas: la OMS declara que el 20% de los casos diagnosticados de catarata se relacionan directamente con la exposición prolongada a las radiaciones solares.

cataratas-en-los-ojos

Quemaduras: después de una sobreexposición a los rayos solares nuestros ojos pueden sufrir quemaduras de distintos grados. Los más afectados son: la córnea, el cristalino y la retina, con la posibilidad de lesionar de la retina zonas como la mácula que puede provocarnos ceguera de forma irreversible.

quemaduras-ojos

Tumores: en la exposición a la radiación ultravioleta se pueden filtrar células cancerígenas que más tarde degeneren en tumores benignos o malignos. Las lesiones amarillentas o el crecimiento de un tejido anómalo sobre la parte transparente del ojo puede ser símbolo de esto.

tumor_ojos

Estos resultados se pueden evitar regulando el número de horas de exposición a la radiación ultravioleta y luz solar. Es importante tener presente que los pacientes operados de cataratas, personas con ojos claros y niños, son los más propensos a sufrir cualquiera de los males mencionados anteriormente.

Os recomendamos una visita anual al oftalmólogo para que pueda detectar cualquier anomalía antes de tiempo. Si hemos pasado una época en la que nuestros ojos han recibido una exposición constante y los percibimos especialmente irritados, lo más recomendable es acudir de inmediato a un especialista.

En el Centro Oftalmológico Carreras Candi, en Barcelona, estaremos encantados de atenderte 

Prevención y tratamiento de la DMAE

Con el paso de los años solemos sentir que nuestra visión se ve afectada. La mayoría de las veces damos por hecho de que el motivo principal es la edad y no podemos hacer nada al respecto. Sin embargo, aunque se trate de una degeneración asociada directamente a nuestra edad, siempre que se diagnostique a tiempo, se puede tratar y ralentizar su proceso.

La degeneración macular asociada a la edad, también conocida como DMAE, es una enfermedad degenerativa que afecta al área central de la retina, es decir, la mácula. La DMAE es la primera causa de pérdida visual en el mundo occidental, ya que la mácula es responsable de nuestra visión central y nuestra fijación en actividades tan comunes como leer, ver televisión o conducir. Afecta principalmente a personas mayores de 50 años y los síntomas que podrían alertarnos de dicha afectación macular son: visión central borrosa, alteración de la forma de las imágenes, así como, el tamaño de las mismas.

Existen dos tipos de DMAE:

Seca: produce una pérdida progresiva de células nerviosas en la mácula y afecta al 90% de los casos. Caracterizada por su lentitud, ya que la perdida de visión total puede tomar décadas en llevarse a cabo.

dmae-seca

Húmeda: un tejido crece bajo las capas más profundas de la retina, acaba filtrando fluidos y sangre en la mácula, es tan agresiva que puede generar la pérdida total de la visión en semanas o meses. Afecta al 10% de los casos.

dmae-humeda

Aunque los genes y la edad son los dos principales factores que influyen en que padezcamos la enfermedad, existen métodos preventivos que podemos aplicar a lo largo de nuestra vida para evitar sufrirla: no fumar (los fumadores tienen 5 veces más riesgo de padecerla), mantener una dieta saludable y someterse a revisiones periódicas a partir de los 50 años. El diagnóstico precoz es básico para conseguir que el tratamiento sea más eficaz.

En el Centro Oftalmológico Carreras Candi, en Barcelona, estaremos encantados de ofrecerte todas las revisiones y tratamientos necesarios para prevenir y combatir la enfermedad. No dudes en contactar con nosotros.

¿El maquillaje de ojos pone en riesgo mi visión?

El maquillaje de ojos es una de las rutinas de belleza más habituales. En las sociedades occidentales es un patrón de belleza más común entre las mujeres, aunque también los hombres experimentan cada vez más con el maquillaje de ojos, ya sea para el día a día o bien como parte de procesos de caracterización. Sin embargo, ¿comporta el maquillaje de ojos un riesgo para nuestra visión?

Como-aplicar-maquillaje-de-ojos-p

Distintos estudios han alertado a lo largo de los últimos años sobre los riesgos para la salud ocular que podrían comportar estas prácticas. Debemos recordar que los ojos son una zona muy sensible, con las mucosas están muy expuestas. El maquillaje, y especialmente el exceso del mismo, es frecuentemente el causante de enrojecimientos e irritaciones que pueden llegar a ser muy severas, incluso de infecciones oculares como la blefaritis, la conjuntivitis o la sequedad ocular. El uso de lentillas aumenta el riesgo de padecer afecciones asociadas al maquillaje.

Algunos de los productos de maquillaje que más pueden afectar a la salud visual de quien los usa serían la máscara de pestañas, las sombras de ojos o el delineador, especialmente si su uso es muy frecuente o se usa abusa de la cantidad. De hecho, incluso los productos desmaquillantes pueden comportar problemas oculares, provocando alteraciones en las lágrimas y propiciar la aparición de bolsas y arrugas.

Desmaquillante-500x339

Aunque el mejor consejo para evitar las molestias derivadas del maquillaje de ojos es dejar de usarlo,  comprendemos que esta es una opción demasiado radical para las personas acostumbradas a llevarlo. Sin embargo, conviene al menos tomar algunas precauciones, como evitar maquillar el lagrimal, limitándose a la zona externa de las pestañas, mantener una buena higiene de los utensilios de maquillaje y utilizar cosméticos ecológicos a base de productos naturales, que resultan menos agresivos para la zona.

Si tienes alguna molestia o sospechas que puedes sufrir algún tipo de patología que afecte a tu visión, no dudes en ponerte en contacto con nosotros y te daremos cita para una visita a medida y personalizada con nuestros oftalmólogos.

Campimetría: la prueba para valorar el campo visual

La campimetría o perimetría visual, es una prueba médica que se utiliza para evaluar activamente las alteraciones del campo visual, es decir, la porción del espacio que puede de captar el ojo sin displazarse. Este examen se utiliza de forma principal pero no exclusiva para controlar la evolución del glaucoma y enfermedades de la retina que causan daños en el campo visual, por ejemplo la retinosis pigmentaria.

También es útil para detectar y controlar otras lesiones de la vía óptica, puesto que analizando la pérdida del campo visual resulta más fácil detectar dónde se ubica la lesión. Además, las alteraciones que pueden detectarse con esta prueba también permiten detectar otras patologías que presentan como síntoma los defectos y anomalías en el campo visual, como los tumores cerebrales, las enfermedades neurodegenerativas, algunas patologías vasculares y problemas como la diabetes o la hipertensión arterial, entre otros.

Existen múltiples técnicas y tecnologías para examinar de forma detallada el campo visual de un paciente: la confrontación de campos, la campimetría dinámica y la campimetría computerizada son las más habituales. Sin embargo, hoy en día, lo más habitual es trabajar con campímetros computerizados que cuentan con la más avanzada tecnología de cálculo y logran obtener un resultado muy preciso.

campimetria

El campímetro o perímetro es el instrumento principal para la ejecución de una prueba de campimetría o perimetría visual, una herramienta computerizada provista de distintos algoritmos que filtran los errores y logran calcular por proximidad el umbral esperado de cada estímulo, agilizando la prueba. Algunos modelos avanzados de campímetro, incluso, van provistos de paquetes de datos estadísticos para poder comparar al instante los resultados con los datos habituales entre diferentes grupos de edad en la población sana.

Esta exploración clínica suele ser llevada a cabo por parte de personal técnico, como auxiliares de enfermería, enfermeros o un optometrista, que garantizará que se cumplan todos los requisitos establecidos de fiabilidad, bajo las instrucciones o la supervisión de un oftalmólogo profesional, que es quien finalmente llevará a cabo la labor de interpretación de sus resultados, la evaluación de los daños observables en el campo visual y tomará en cuenta estos datos para la elaboración de un diagnóstico.

La prueba se suele llevar a cabo en una habitación con poca luz ambiental, con el paciente sentado y con una duración de 5-8 minutos por cada ojo examinado. En primer lugar, se le tapa un ojo al paciente y se le hace observar unas luces centrales de color naranja para que el campímetro tome referencias de su mirada y pueda ponderar los datos obtenidos a lo largo del resto de la prueba.

Representación de la visión central y periférica

Luego al paciente se le presentan varios tipos de ráfagas visuales de distintos grado de intensidad, y el paciente debe pulsar un botón de aviso cada vez que las percibe. Es importante que la persona se concentre en no apartar la mirada de los puntos centrales, ya que lo que interesa en este caso es valorar la visión periférica, no la central, que es lo que ocurriría en caso que el paciente buscara las ráfagas con la mirada.

La campimetría es una prueba relativamente subjetiva, y aunque la tecnología disponible para realizarla ha mejorado mucho, todavía existe cierto margen de error. El resultado de una campimetría puede verse alterado por factores que no tienen que ver con el campo de vision, como su estado anímico, su atención – que puede verse alterada por el cansancio o el consumo de sustancias estimulantes como el café – o simplemente la sensibilidad de la retina. En caso que el oftalmólogo detecte que la prueba se ha visto alterada por alguno de estos factores, lo más corriente es repetir la prueba otro día para volver a obtener resultados, compararlos y obtener un diagnóstico con mayor fundamento.

Si usted percibe un empeoramiento en su visión periférica y sospecha que puede sufrir alguna patología que haya alterado su campo visual, no dude en ponerse en contacto con nosotros y le daremos cita para una visita con nuestros profesionales. Como siempre, pondremos toda nuestra experiencia a su servicio para ofrecerle el mejor diagnóstico oftalmológico.

 

La córnea cónica o queratocono

Hoy os hablamos de una enfermedad muy poco común, pero no por ello poco estudiada. Se trata del queratocono, una malformación de la córnea, en cuyos pacientes se muestra anormalmente adelgazada y hacia adelante. En 1748 Burchard Mauchart, un célebre oftalmólogo alemán, describió por primera algo parecido al queratocono, al que denominó staphyloma diaphanum.

Sin embargo, fue en 1854 cuando el médico británico John Nottingham desarrolló un estudio sobre este fenómeno, distinguiéndolo de otras malformaciones de la córnea. Nottingham listó las las características clásicas de la enfermedad, incluyendo poliopía, la debilidad de la superficie de la córnea, y dificultad para encontrar lentes correctivas apropiadas para el paciente debido a la forma cóncava de la parte más externa del ojo.

queratocono

Lo cierto es que se desconocen con exactitud las causas que originan el queratocono. Algunos estudios lo consideran hereditario, mientras otros expertos opinan lo contrario. Lo que se conoce con mayor exactitud es que esta enfermedad se reproduce aproximadamente en un 0,05% de la población, es decir, en 1 de cada 2.000 personas.

Los síntomas del queratocono son parecidos a los de cualquier defecto de refracción ordinario. Los afectados por queratocono temprano sufren de visión borrosa y, a medida que la enfermedad progresa, su visión empeora lentamente, habitualmente a lo largo de 10 ó 20 años, tras los cuales se detendrá. Sin embargo, en ocasiones los defectos de la visión pueden avanzar con mayor velocidad. También, en algunos casos, uno de los ojos puede mostrar problemas de visión mucho más severos que el otro.

También es frecuente que los pacientes afectados por el queratocono desarrollen fotofobia (hipersensibilidad a la luz) o que cojan el mal hábito de frotar vigorosamente sus ojos debido a la visión borrosa. Este último es un factor que empeora el queratocono, por lo que los pacientes son avisados sobre los riesgos que les conlleva el frotarse y se les suele recetar colirios para evitar la sensación de hormigueo.

queratocono2

Los casos más leves de queratocono son tratados con unas lentes de contacto especialmente diseñadas para el paciente. Cuando la visión no mejora con esta técnica, se debe valorar la cirugía, habitualmente un trasplante de córnea, aunque también se han probado con éxito otras técnicas quirúrgicas como la termoqueratoplastia, o la adición de tejido corneal. Estas cirugías presentan unos altos índices de éxito, pero no están libres de riesgos, especialmente en el caso del transplante, ya que hay la posibilidad de que el cuerpo rechace el injerto donante.

Si has detectado síntomas de esta enfermermedad o de cualquier otra dolencia que afecte a tu salud visual, no dudes en ponerte en contacto con nosotros y te atenderemos para hacerte un diagnóstico profesional personalizado.

Mitos y falsas creencias sobre los ojos

Como bien sabrá nuestro avispado lector, desde hace años publicamos en este blog contenidos relacionados con la salud ocular y visual, con el objetivo de difundir buenas prácticas para el cuidado de los ojos y ofrecer información veraz y contrastada sobre distintas dolencias y patologías. La información aquí publicada está ampliamente validada por estudios e investigaciones científicas.

Sin embargo, este rigor contrasta con la gran cantidad de mitos y falsas verdades que existen alrededor de la visión, y más concretamente sobre nuestros ojos. Es por este motivo que dedicamos este artículo a desmentir creencias populares pero que no tienen un fundamento científico.

  • Si pones los ojos bizcos corres el riesgo de quedarte así para siempre. FALSO. Si bien no es el gesto más aconsejable para nuestra salud visual por el estrés que produce en la musculatura de la zona, una persona no puede quedarse permanentemente estrábica por el hecho de ponerse bizca. Sin embargo, una persona que se pone bizca o se le desvía un ojo de forma involuntaria debe acudir a un oftalmólogo.

ojosazules

  • Dos padres de ojos azules no pueden tener un hijo de ojos marrones. FALSO. Se trata de un hecho poco habitual, pero no por ello es imposible. Del mismo modo, dos padres de ojos marrones pueden tener un hijo de ojos azules, aunque también es algo muy poco habitual. Para tener en cuenta la configuración genética de un individuo no sólo debemos tener en cuenta nuestros progenitores.
  • Se puede mirar de frente al sol si se entrecierran los ojos o se usan gafas oscurasFALSO. La luz ultravioleta del sol llegará a los ojos igualmente, dañando la córnea y la retina. Esta práctica no sólo produce dolor de cabeza y distorsiona la visión durante unos instantes, también puede causar un daño permanente a la vista. La luz directa del sol puede volver ciega a una persona en menos de un minuto.

limon

  • Una mezcla de zumo de limón y manzanilla puede aclarar el color de los ojos. FALSO. Si bien la manzanilla se ha utilizado tradicionalmente como calmante y antiinflamatorio suave para los ojos, y el zumo de limón tiene un cierto efecto bactericida, no es cierto que una preparación de ambos líquidos altere el pigmento de la parte anterior del iris. Con ello sólo conseguiremos producirnos escozor.

Si tienes cualquier duda concreta sobre tu salud visual o quieres confirmar o desmentir un mito o creencia acerca de los ojos, no lo dudes y ponte en contacto con nosotros. ¡Te atenderemos con mucho gusto para despejar todas tus incógnitas!

¿Qué es la Queratitis?

De forma resumida, la queratitis es la inflamación que afecta a la córnea, la parte transparente de ojo. Esta inflamación puede producirse por múltiples casuísticas, divididas en dos grandes grupos de causas: víricas o bacterianas, en función del agente infeccioso causante. Algunas veces se ha relacionado esta patología con el uso intensivo de lentes de contacto o por un uso deficiente de las mismas en cuanto a higiene.

La queratitis normalmente suele producir un intenso dolor ocular, acompañado de enrojecimiento, lagrimeo constante y fotofobia (molestia de la luz solar). Algunas veces puede producir incluso úlceras y disminución de la agudeza visual. En ocasiones se confunde la sintomatología con la de una conjuntivitis, es por ello que la consulta con un especialista es básica para detercarla precozmente y comenzar el tratamiento adecuado.

queratitis

En función de la localización de la inflamación se pueden clasificar en:

  • Superficiales: afectan solamente al epitelio corneal y revisten menos gravedad. Puede ser:
    • Filamentosa: presenta numerosos filamentos que producen la sensación de cuerpo extraño en el ojo.
    • Punteada: pequeñas lesiones diseminadas por la superficie con forma redondeada, es la forma más común.
    • Ulcerativa: cuando se forma una úlcera.
  • Profundas: son las más graves, y se producen en capas menos superficiales.

queratitis (1)

En cuanto al tratamiento, dependerá en cada caso de la causa de la infección. Generalmente se recurre a un tratamiento antibacteriano o antiviral para que la infección remita, según cada caso. De la misma manera, algunas veces la causa es una infección por hongos, en cuyo caso, se requerirá un tratamiento antifúngico. A las personas que utilizan lentes de contacto se les recomienda que desciendan o incluso eliminen su uso, y en cualquier caso que sustituyan las lentillas antiguas, así como los receptáculos de almacenamiento, puesto que pueden seguir conteniendo al agente infeccioso, lo que perpetuaría la situación.

Aconsejamos siempre que sea un especialista quien valide la patología y encargue el tratamiento adecuado que será diferente en cada caso. En Barcelona, en el Centro de Oftalmología del Dr. Carreras-Candi, os atenderemos con mucho gusto.