Archivo de la categoría: Infantil

Los niños también pueden tener cataratas

Es muy habitual la creencia de que las cataratas son una patología exclusiva de la gente mayor y no saben que los niños también pueden tener cataratas. Lo cierto es que es un hecho muy poco frecuente. La presencia de la catarata infantil se ha estimado entre 1 a 15 niños de cada 10.000.

Las cataratas infantiles pueden ser prenatales y, de hecho, pueden ser identificadas en algunos casos con una ecografía a las veinte semanas. Estas cataratas pueden ser anteriores, centrales y o posteriores:

  • Las cataratas anteriores son en las que menos disminuyen la agudeza visual, y las menos progresivas. Normalmente se identifica en el bebé durante la lactancia, advirtiendo que tiene una marca de color blanco en la córnea cuando se le está dando el pecho. La catarata es pequeña, central y no impide la visión. Al cabo de un año, si el bebé muestra distinta graduación entre un ojo y el otro, empezará a utilizar gafas, pero este tipo de cataratas no se suele operar.
  • Las cataratas centrales pueden ser congénitas y, aunque suelen ser más alarmantes que las anteriores por su tamaño, tampoco se suelen operar al no generar un grave problema para la visión. Estas cataratas son progresivas, pueden estar presentes en el nacimiento de forma más tenue, y aumentar en densidad o tamaño con el paso de los años.
  • Las cataratas posteriores son evolutivas y suelen ser también bastante grandes. Los niños que las padecen suelen mostrar una miopía unilateral progresiva. En este caso, puede que las cataratas no sean visibles hasta que la miopía ha avanzado bastante, de forma que sí suponen un grave perjuicio para la visión y generalmente requieren de una intervención quirúrgica.

final_ojos

Debemos tener en cuenta que en los niños las cataratas siempre son patológicas, al no estar causadas por el envejecimiento. El 80% de éstas son de origen desconocido, y el 20% restante son debidas a un trauma o están asociadas a alguna anomalía ocular fácil de diagnosticar. Los tumores intraoculares también pueden dar origen a cataratas.

Las cataratas no se operan nunca antes de las 4 semanas de vida porque el riesgo de glaucoma es muy grande. La operación de la catarata infantil es un una cirujía muy específica que sólo deben realizar cirujanos muy especializados.

Si deseas hacernos llegar tu consulta, no dudes en ponerte en contacto con nosotros y te atenderemos.

Anisocoria: pupilas de distinto tamaño

La anisocoria es la asimetría del tamaño de las pupilas, es decir, un distinto grado de dilatación entre ellas. Esta asimetría puede darse por un proceso anormal y unilateral de miosis (contracción pupilar) o midriasis (dilatación pupilar).

Anasicoria

No se trata de una enfermedad en sí misma, ya que la presenta entre un 10% y un 20% de la población y en la mayor parte de los casos se considera fisiológica o normal. Hasta 0.5 mm de diferencia entre el diámetro de las dos pupilas, no debe preocuparnos.

Sin embargo, hay distintas patologías que pueden presentar este síntoma: enfermedades vasculares, tumorales, infecciosas u otras como el glaucoma. Los antecedentes, la historia clínica y el diagnóstico físico nos ayudarán a identificar una u otra causa. 

Puede estar causada por una anormalidad en el tercer nervio craneal, que viene desde el cerebro al ojo y controla la posición del párpado, el movimiento del ojo y el tamaño de la pupila. En este caso, habitualmente irá acompañada de ptosis (parpado caído) y algún tipo de alteración en el movimiento del ojo. Puede ser también un indicador del Síndrome de Horner, del que hablamos recientemente en este post y que si aparece durante el primer año de vida puede provocar una diferencia en el color de los ojos.

Anasicoria

La anisocoria en la infancia puede ser de origen hereditario, sobre todo si hay otro miembro de la familia afectado. Si tenemos un bebé con una anisocoria, debemos asegurarnos de que es anisocoria esencial (no es superior a 0.5 mm) para descartar cualquier tipo de patología que deba ser atendida. En cualquier caso, delante de un bebé con una anisocoria notable hay que acudir al un especialista en oftalmología pediátrica.

Si necesitas asesoramiento o quieres pedir cita para una consulta al respecto, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

El nistagmo

El nistagmo es un movimiento involuntario e incontrolable de los ojos. Dicho movimiento puede ser horizontal, vertical, rotatorio, de torsión o una combinación. Para hacernos una idea, es un movimiento similar al que podríamos observar en personas que miran un objeto luminoso en movimiento (como ver entrar el metro en una estación), cuyos ojos intentan seguir el objeto moviéndose rápidamente de un lado a otro.

Ojos de mujer

Sin embargo, el nistagmo como enfermedad está asociado a un mal funcionamiento en las áreas cerebrales que se encargan de controlar el movimiento de los ojos. Los pacientes con nistagmo a menudo ponen la cabeza en una posición anormal, por ejemplo de lado o mirando de reojo, para tratar de anular o paliar el efecto que produce el movimiento de los ojos.

Esto limita su capacidad visual ya que afecta a su campo de visión y por otro lado puede original problemas a nivel cervical muy difíciles de rehabilitar, dado que el problema originario que es “mirar girando la cabeza” se mantiene a causa del nistagmo.

Hay dos formas de nistagmo:

  • Síndrome de nistagmo infantil (SNI) o congénito, que está presente al nacer.
  • Nistagmo adquirido que se presenta posteriormente en la vida debido a una enfermedad o lesión cerebrovascular.

Ojos de bebé

El nistagmo congénito suele mejorar con la edad, y aunque no tiene una cura definitiva, puede mejorar con la terapia visual adecuada. En el caso del nistagmo adquirido, dependerá de las causas que se pueda revertir o no esta patología. ¡Consúltanos para cualquier duda al respecto!

Guía práctica para poner gotas a un niño

Los que han tenido que poner gotas en los ojos a un niño saben que es una tarea que no tiene nada de sencilla, aunque pueda parecer lo contrario. Es habitual que los niños se resistan y conseguir que el líquido llegue al objetivo, es una ardua tarea.

gotas niño

El post de hoy es una pequeña guía práctica sobre como actuar ante esta situación:

Antes:

  • Consultar con el especialista el modo de empleo de las gotas.
  • Antes de poner las gotas es importante que tanto el niño como el adulto tengan las manos completamente limpias.
  • Abrir el bote y retirar la tapa y la parte plástica que pueda quedar para evitar que caiga en el ojo del niño.
  • Explicar al niño el proceso que va a suceder, utilizando un tono de voz suave y tranquilizador.

Durante

  • Requerimos de precisión para meter las gotas en el ojo, así que es mejor actuar con decisión (para que el proceso dure lo menos posible) pero a la vez con suavidad (para que el niño esté lo más tranquilo y quieto posible).
  • Es preferible que el niño esté sentado o ligeramente tumbado, y deberemos mantener su cabeza hacia atrás, con un ángulo de 45º aproximadamente.
  • Evita tocar el párpado o el ojo con el bote de las gotas.
  • Usaremos el dedo índice de la mano que sujeta la cabeza del niño para abrir de forma suave el párpado inferior. En ese momento, dejaremos caer la gota.
  • Una vez puesta la gota recomendamos hacer una suave presión en la parte del ojo más cercana a la nariz, durante algunos segundos para facilitar la absorción de la gota. 

Después

  • El líquido que no haya entrado en el ojo correctamente, lo podéis secar con una gasa, paño limpio o similar.
  • Consultar con un especialista en caso de que algo no salga como estaba previsto. En nuestra clínica, os podemos ayudar, preguntadnos cómo.

La visión en un bebé

Dicen que mirar a un niño recién nacido es uno de las cosas más relajantes que podemos hacer. Pero, ¿y ellos? ¿Se relajan los bebés al vernos? Pues hoy os vamos a contar que lo hacen a su manera, pues el desarrollo de su visión es el sentido más lento en desarrollarse en el ser humano (el niño lo completa a los 6 años).

vision-infantil

Evolución de la vista en un recién nacido

  • Nacimiento: El bebé ve en un perímetro de 20 a 30 cm, con una escala cromática de blancos, negros y grises.
  • Dos semanas: Se comienza a fijar en las caras que le rodean, y pone especial atención en el color rojo.
  • 8-10 semanas: Comienza a poder seguir objetos en movimiento y empieza a percibir contornos de manera más clara.
  • 10 semanas: Se da cuenta de sus propias manos, y gracias a ella consigue una relación ojo-mano que le permite enfocar objetos a casi cualquier distancia.
  • 3 – 4 meses: Aumenta su percepción para seguir objetos y para distinguirlos entre un fondo con un mínimo de contraste.
  • 4 – 6 meses: Se desarrolla la percepción del color, y el bebé puede reconocer objetos y  buscarlos con la mirada.
  • a partir de 7 meses: Ya puede ver todos los colores y mirar fijamente objetos pequeños, a la vez que desarrolla la capacidad de ver en profundidad.

Como se puede comprobar la evolución en la visión de un bebé es altamente interesante, y os recomendamos que intentéis controlarla para evitar posibles defectos de la visión en un futuro. Si ocurriesen, os recordamos que podéis contactar con nosotros para cualquier imprevisto.

Los 5 principales problemas oculares de los recién nacidos

Los bebés recién nacidos no son para nada ajenos a los problemas oculares y éstos son más frecuentes de lo que solemos creer. Como sabemos, los ojos son órganos muy delicados y los primeros meses de vida también es la etapa más delicada del ser humano, por lo que nos convendrá extremar todo tipo de precauciones al respecto.

En el post de hoy, vamos a descubrir los cinco principales problemas oculares que pueden sufrir los recién nacidos:

Obstrucción del lagrimal: algunos bebés pueden nacer con el conducto lagrimal cerrado. Esto dificulta o incluso puede llegar a impedir el correcto drenaje de las lágrimas, con lo que no se produce una correcta limpieza de la superficie del ojo . Suele provocar que los ojos se queden excesivamente pegajosos y en muchos casos suele ser suficiente con un suave masaje para su desobstrucción.

bebe ojo caido

Cataratas: aunque el imaginario popular sitúe a las cataratas como una patología para edades avanzadas, esto no es así. Aunque es infrecuente, algunos recién nacidos nacen con ellas y en función de su grado, puede incluso requerir tratamiento quirúrgico.

Párpado caído: lo que científicamente conocemos como ptosis es una patología recurrente entre recién nacidos. El músculo que tensa el párpado no se desarrolla con normalidad, lo que provoca que el párpado no se pueda abrir completamente y se queda en una posición intermedia, o caída. Es un problema severo y en muchas ocasiones suele terminar en cirugía.

Estrabismo: hasta los cuatro meses de vida, se suele dar lo que se llama el Estabrismo del recién nacido, lo que es algo totalmente normal, que no requiere de ninguna intervención para su natural recuperación. Si a partir de esos meses de vida un bebé no consigue equilibrar los ojos y centrar la mirada, podemos estar ante un caso de estrabismo que conviene ser tratado por un especialista.

Infecciones: por último llegamos al mal más común en este tipo de casos, y a la vez el que menor gravedad suele tener. Las conjuntivitis en recién nacidos son muy comunes. Conviene tratarlas con gotas antibióticas y si no son excesivamente recurrentes podemos considerar que entran en la normalidad en esa primera etapa de vida.

bebe gotas

Siempre es bueno estar atento de las posibles patologías del recién nacido. Nosotros siempre recomendamos visitar a un especialista en cualquier caso de duda ante este tipo de situaciones.

Tablets y smartphones: ¿Afectan a la miopía?

Hoy en día el uso de Tablets y Smartphones está más que extendido entre todos los segmentos de edad. No pretendemos, ni mucho menos, revertir la situación, solamente vamos a exponer los posibles riesgos que tiene el uso de estos aparatos para nuestra visión, y muy especialmente en lo que a la miopía se refiere.

unnamed-4

El uso de pantallas en general, pero sobre todo de Tablets y Smartphones genera síndrome de fatiga visual. Esto es debido a que estamos obligando a la vista a enfocar directamente sobre una fuente de luz durante un tiempo prolongado. Esta es una de las primeras claves de este asunto: el tiempo de uso ininterrumpido.

El simple hecho de esta exposición excesiva a este tipo de aparatos está causando un impacto notable en el número de casos de miopía, especialmente entre los niños que cada vez son más y más pequeños los que son diagnosticados de esta patología.

unnamed-2

Nuestras recomendaciones para evitar este tipo de situaciones son aplicar el sentido común: reducir los tiempos de exposición a estos aparatos, hacer pausas cada 15 o 20 minutos de atención ininterrumpida, colocarse el aparato a una distancia de 50 centímetros aproximadamente y seleccionar tamaños de letra grandes para no forzar de más la visión en la lectura.

Pese a ello, ante cualquier síntoma de empeoramiento de la visión lo mejor es consultar con un especialista.

 

Comportamiento visual de un niño

Hace unas semanas publicábamos las principales señales de alerta para detectar posibles trastornos oculares o patologías en los niños.

Es muy importante que observemos los comportamientos oculares de los niños para tratar de detectar con celeridad posibles patologías para tratarlas a tiempo y que no se creen vicios adquiridos. Una buena salud ocular en la infancia es vital para el desarrollo del niño y para la buena visión en la edad adulta.

bebe sorpresa

¿Ve tu hijo con normalidad?

Veamos pues cuales son los comportamientos visuales más comunes en un niño menor de un año en función de sus meses de vida:

  • A las 6 semanas: reacciona ante expresiones faciales.
  • A los 2-3 meses: reacciona ante el movimiento y es capaz de seguir un objeto que brille con la mirada.
  • A los 3 meses: es capaz de seguir las actividades que se desarrollan en su entorno.
  • A los 4 meses: se mira su propia mano con frecuencia.
  • A los 5 meses: sonríe viendo su propia imagen reflejada en un espejo.
  • A los 6 meses: persigue con la mirada objetos pequeños móviles.
  • A los 7 meses: cuando se ve reflejado en el espejo, intenta tocarse a sí mismo.
  • A los 9 meses: hace movimientos importantes solamente para buscar un objeto con la mirada.
  • A los 12 meses: busca insistentemente objetos que desaparecen de su campo de visión.

Es evidente que este patrón es solamente una guía y cada niño puede presentar comportamientos visuales diferentes, pero sí es una buena manera para saber si un niño va cumpliendo etapas visuales con normalidad.

bebés-espejos

El reto del espejo.

Si crees que tu hijo va por detrás de estas etapas o no adquiere alguna de las competencias aquí reseñadas, consulta con un profesional que te asesore.

En la Clínica Carreras Candi estaremos encantado de ayudaros. ¡Preguntadnos cómo!

Síntomas de una mala visión infantil

Todos sabemos cuan importante es la etapa del desarrollo intelectual infantil, pues tendrá efecto durante el resto de nuestras vidas . En la visión, esta primera etapa es primordial y es muy necesaria una prevención activa de los problemas que puedan aparecer
relacionados con la vista.

bebe-con-gafas

Es importante corregir cuanto antes un defecto visual.

Una visión incorrecta puede acarrear inconvenientes de toda clase por lo que es vital la detección temprana de los posibles problemas. La principal dificultad de padres y educadores suele ser la identificación de la patología, ser conscientes de que el niño no ve bien y que es necesario un tratamiento por cuenta de un especialista.

Para la detección es muy importante estar atentos al comportamiento del niño. A continuación listaremos algunas de las señales de alerta más comunes para detectar posibles patologías relacionadas con la vista:

  1. Se frota los ojos frecuentemente
  2. Se acerca demasiado los objetos a la cara
  3. Le molesta la luz del sol
  4. No se adapta bien a situaciones de oscuridad
  5. Se queja frecuentemente de dolores de cabeza
  6. En ocasiones tiene visión borrosa
  7. Cuando tiene fiebre o mucho sueño desvía un ojo
  8. Inclina la cabeza hacia atrás para observar mejor
  9. Cuando lee, escribe o dibuja tiene dificultad para mantener los ojos abiertos
  10. No le llaman la atención las cosas lejanas
niño-ojo

Un problema en la vista puede dificultar el aprendizaje del niño.

Estos comportamientos en un niño pueden ser síntomas de un problema en su visión, cosa que podría dificultarle el seguimiento normal de sus clases o actividades. Es importante ser previsor y actuar antes que su desarrollo intelectual pudiera verse afectado, por lo que recomendamos visitar a un especialista.

Oftalmología Pediátrica

El Centro cuenta con la tecnología más avanzada para la exploración exhaustiva de la agudeza visual, desde la más temprana edad.
Así mismo, se encuentra equipado con los últimos adelantos para la búsqueda de posibles alteraciones visuales, tanto congénitas como adquiridas.

niños oftalmologíaPara el tratamiento del estrabismo, consideramos fundamental, recuperar, primeramente, la visión binocular del niño mediante ejercicios de pleóptica y ortóptica.
Con la cirugía corregimos la desviación de la mirada que caracteriza al niño estrábico, consiguiendo el paralelismo de ambos ojos. Todo ello, prestando la mayor tolerancia y afecto que el paciente infantil se merece.