Archivo de la categoría: Patologías

Alergias primaverales: consejos para cuidar tus ojos

Todos sabemos que la llegada de la primavera y la subida de las temperaturas también trae consigo algunas molestias, especialmente para las personas propensas a sufrir los efectos de las alergias primaverales. No todos nosotros reaccionamos del mismo modo ante los distintos agentes externos (también llamados alérgenos), pero para aquellos que más lo sufren puede llegar a ser una época del año prácticamente insufrible.

Una alergia es un proceso o reacción inflamatoria exagerada del sistema de defensa del organismo. Esto significa que el sistema inmunitario está actuando de manera desproporcionada y con un nivel de alerta muy alto ante estímulos totalmente inofensivos para el resto de las personas. No debe confundirse pues con las reacciones que el cuerpo tiene ante estímulos que sí pueden comprometer nuestra salud.

alergia-primaveral

En esta ocasión vamos a tratar de darte algunos trucos y consejos para prever y paliar los efectos que las alergias primaverales causan en nuestros ojos. Los principales síntomas son: picazón, lagrimeo excesivo, ojos rojos, secreción, inflamación o edema en los párpados.

La recomendación más evidente es evitar en la medida de lo posible el contacto con el agente alérgeno. Sin embargo, a menudo, y más aún cuando hablamos de las alergias primaverales, esto no siempre es sencillo. En primavera es cuando más entramos en contacto con uno de los estímulos que más reacciones alérgicas provoca: el polen de las plantas.

Las grandes cantidades de polen que flotan en el aire como consecuencia de la floración de plantas y árboles durante la primavera hace que muchas personas padezcan alergias, que, además de dificultarles la respiración, afectan a su visión. De hecho, se estima que un 25% de la población padece conjuntivitis alérgica en esta época del año.

zamarripa_salud_visual_auditiva_blog_alergias-primavera

Para evitar en la medida de lo posible el contacto con el polen, procura no salir a pasear por el campo o por los parques, al menos en esta época del año. Puedes utilizar gafas de sol para protegerte del polvo y del resto de partículas en suspensión. Cuando viajes en coche, mantén subidas las ventanillas para evitar que las partículas entren en el vehículo: una reacción alérgica es una distracción que no te puedes permitir al volante.

Al regresar a casa, dúchate y cámbiate de ropa, pues el polen se puede depositar en el pelo y las prendas. Lávate las manos a menudo, siempre que tengas ocasión. En casa puedes utilizar humidificadores y aparatos de aire acondicionado que dispongan de filtros específicos para el polen. Puedes cerrar las ventanas en caso que notes que está entrando polen a tu hogar.

Si notamos los síntomas de una alergia primaveral, puede sernos de gran ayuda la aplicación de paños fríos y los lavados de los ojos con una solución fisiológica fría. Y sobretodo, aunque sientas escozor es mejor realizar un lavado que frotarte los ojos, ya que hacerlo sólo servirá para incrementar la irritación y la sensación de escozor.

Remedios-naturales-para-la-vista-cansada-2

Otra recomendación importante es anticiparse realizando un diagnóstico para determinar el tipo y el grado de afección y valorar cuales son las distintas posibilidades de tratamiento y prevención de la alergia. Los medicamentos antihistamínicos y los colirios de esteroides suaves pueden servir como complemento para paliar los efectos de la alergia, aunque debemos tener cuidado con sus posibles efectos adversos. Es recomendable consultar con un oftalmólogo antes de empezar cualquier tratamiento por nuestra cuenta.

Si padeces de alergias primaverales que afectan a tu visión y quieres nuestro consejo profesional, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

¿Qué es el pterigión?

El pterigión o terigión es el crecimiento anormal de la conjuntiva sobre la córnea debido a la inflamación de este tejido. Se inicia con pequeñas opacidades de la córnea de aspecto grisáceo cerca del limbo nasal, y si crece lo hace sobrepasando la córnea en forma de triángulo, ocasionando una disminución de la visión.

Pterigión

Normalmente, esta inflamación se produce por falta de lubricación, por la exposición solar, por el viento o por causa de otros agentes irritantes. Por ese motivo, aquellas personas que trabajan al aire libre tienen más posibilidades de verse afectadas. Quien lo padece tiene la sensación de tener un cuerpo extraño en él. Sin embargo, a pesar de la molestia no suele causar un gran dolor. Aunque ocurre más frecuentemente en la parte interna del ojo, puede ocurrir también en el lado externo del ojo o en ambos a la vez.

Sus síntomas dependen sobretodo del tamaño de la lesión. Los más pequeños pueden ser asintomáticos, no requieren tratamiento y son solventados únicamente con colirios lubricantes. Sin embargo, a medida que crecen pueden provocar más molestias, y en casos muy severos la visión puede llegar a comprometerse al generarse astigmatismo y al recubrir áreas mayores de la córnea. En estos casos será necesaria su extirpación quirúrgica.

Pterigión

La principal medida de prevención para el pterigión es usar gafas con protección ultravioleta en periodos de exposición prolongada al sol y el uso de colirios lubricantes para evitar la sequedad.

Si padeces esta dolencia o cualquier otra y quieres nuestro consejo médico, no dudes en ponerte en contacto con nosotros o visitarte en nuestra consulta oftalmológica.

Enfermedades del tiroides y visión

Seguramente conocerás la glándula tiroides, ubicada en el cuello, justo por encima de la clavícula. Ésta es conocida por las complicaciones que acarrea para la salud cuando produce más o menos hormona tiroidea de lo que el cuerpo necesita. La dolencia más común es el hipertiroidismo, más común en las mujeres que en los hombres, y que provoca distintos síntomas: aumento del apetito, pérdida de peso, nerviosismo, aumento de sudoración, fatiga, temblor, etc.

tiroides

Aparentemente, el tiroides guarda poca relación con la visión. De hecho, en un individuo sano no encontramos relación ni paralelismo entre las funciones del tiroides y el ojo. Sin embargo, la enfermedad de Graves o tiroiditis autoinmune, que inflama esta glándula de forma anómala y sin causa externa, provoca algunas reacciones cruzadas que afectan directamente al aparato visual.

Las personas que padecen la enfermedad de Graves, por alguna razón desconocida, generan unos anticuerpos que atacan ciertos receptores de las células tiroideas. Sin embargo, ocurre algo sorprendente: la estructura de estas proteínas del tiroides atacadas, pese a tener funciones completamente distintas, son muy parecidas a otras proteínas del aparato visual. Debido a esta similitud, a menudo estos anticuerpos acaban atacando por error también a las proteínas del aparato visual.

Ojo tiroides

Esto produce una inflamación crónica de los tejidos orbitarios que están detrás y alrededor del ojo, produciendo dolor, un aumento de volumen y consecuente protusión del globo ocular hacia el exterior y una alteración de su movilidad. Si esta última es grave, puede derivar en un estrabismo restrictivo, con dificultad de realizar algunos movimientos oculares concretos.

Si ese estrabismo está en su fase aguda puede ser tratable y reversible, pero cuando se prolonga en el tiempo el ojo va sustituyendo las fibras musculares por tejido fibroso, de modo que es como si el músculo fuera cicatrizando por dentro. Eso puede dar lugar a problemas importantes, como la visión doble tardía incluso cuando ya no hay inflamación.

Si quieres hacernos cualquier consulta sobre esta u otras cuestiones, no dudes en contactar con nosotros y te atenderemos lo antes posible.

¿Qué es un chalazión?

El chalazión, también llamado calacio, es un es un quiste en el párpado causado por la obstrucción y consecuente inflamación de la glándula de Meibomio. Al ser también un abultamiento en la zona del párpado o a lo largo del borde del mismo, a menudo suele confundirse con el orzuelo. Ocasionalmente, cuando un orzuelo no sana, puede convertirse en un chalazión.

Sin embargo, el chalazión se distingue de un orzuelo en que no suele ser doloroso, acostumbra a ser de mayor tamaño y suele aparecer a mayor distancia del borde del párpado. También encontramos diferencias en las causas que los originan:  el orzuelo está provocado por la infección del folículo de una pestaña.

Chalazión

Un chalazión suele desaparecer al cabo de pocos meses, y eventualmente puede dejar una pequeña cicatriz en el párpado. Durante ese tiempo, se puede aliviar la molestia aplicando calor mediante compresas o paños tibios. En ningún caso debe presionarse el chalazión.

En algunos casos se requerirá tratamiento y supervisión médica, especialmente cuando el chalazión se prolongue en el tiempo o crezca en exceso. De forma excepcional, es posible que sea necesario extirparlo con cirugía. Esto casi siempre se realiza desde la parte inferior del párpado para evitar dejar una cicatriz en la piel.

En raras ocasiones, el cáncer de piel del párpado puede asemejarse ligeramente a un chalazión. Si se tiene sospecha de ello, lo mejor es descartar esa posibilidad llevando a cabo una biopsia.

Como curiosidad, el origen etimológico de la palabra chalazión proviene de un término griego que significa «pequeño bulto». Si quieres que te aclaremos cualquier duda al respecto o deseas pedir cita para una consulta, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. 

El daltonismo y la acromatopsia

Seguro que has oído hablar del daltonismo y sabes que se trata de una dificultad genética para distinguir determinados colores. Sin embargo, alrededor de este defecto genético hay muchos mitos que conviene desmentir.

Puede que hayas oído, por ejemplo, que es algo que sólo afecta a los varones. Sin embargo, esto no es del todo cierto. Aunque el daltonismo afecta en mayor proporción a los hombres que a las mujeres, ellas también pueden sufrirlo. También hay quien cree que una persona daltónica ve sólo en blanco y negro. Lo cierto es que aunque en algunos casos muy severos podría darse esta situación, habitualmente no es así.

Daltonismo

El grado de afectación del daltonismo es muy variable y puede ir desde la incapacidad para discernir cualquier color, también llamada acromatopsia, hasta un ligero grado de dificultad para distinguir algunos matices entre colores, habitualmente entre el rojo y el verde, y ocasionalmente también el azul. Esto es debido a un mal funcionamiento de los conos de la retina que contienen receptores químicos capaces de captar los colores y transmitirlos al cerebro para su procesamiento.

Al tratarse de un defecto genético, hoy en día no existe cura para el daltonismo. Sin embargo, alguien que padece este trastorno puede aprender con la práctica a distinguir ligeras variaciones entre los colores con tratamiento.

dalton

El daltonismo no debería afectar gravemente a la vida diaria de quien lo sufre, ya que en los entornos laborales o de cierta complejidad como la conducción, los afectados aprenden a guiarse por otros patrones alternativos a los códigos de color, también válidos. Sin embargo, puede suponer un problema a la hora de valorar el estado de frescura de determinados alimentos o para interpretar algunos mapas y planos.

Recuerda que estamos a tu disposición para cualquier consulta que desees hacernos. Puedes contactar a través de nuestro formulario.

Anisocoria: pupilas de distinto tamaño

La anisocoria es la asimetría del tamaño de las pupilas, es decir, un distinto grado de dilatación entre ellas. Esta asimetría puede darse por un proceso anormal y unilateral de miosis (contracción pupilar) o midriasis (dilatación pupilar).

Anasicoria

No se trata de una enfermedad en sí misma, ya que la presenta entre un 10% y un 20% de la población y en la mayor parte de los casos se considera fisiológica o normal. Hasta 0.5 mm de diferencia entre el diámetro de las dos pupilas, no debe preocuparnos.

Sin embargo, hay distintas patologías que pueden presentar este síntoma: enfermedades vasculares, tumorales, infecciosas u otras como el glaucoma. Los antecedentes, la historia clínica y el diagnóstico físico nos ayudarán a identificar una u otra causa. 

Puede estar causada por una anormalidad en el tercer nervio craneal, que viene desde el cerebro al ojo y controla la posición del párpado, el movimiento del ojo y el tamaño de la pupila. En este caso, habitualmente irá acompañada de ptosis (parpado caído) y algún tipo de alteración en el movimiento del ojo. Puede ser también un indicador del Síndrome de Horner, del que hablamos recientemente en este post y que si aparece durante el primer año de vida puede provocar una diferencia en el color de los ojos.

Anasicoria

La anisocoria en la infancia puede ser de origen hereditario, sobre todo si hay otro miembro de la familia afectado. Si tenemos un bebé con una anisocoria, debemos asegurarnos de que es anisocoria esencial (no es superior a 0.5 mm) para descartar cualquier tipo de patología que deba ser atendida. En cualquier caso, delante de un bebé con una anisocoria notable hay que acudir al un especialista en oftalmología pediátrica.

Si necesitas asesoramiento o quieres pedir cita para una consulta al respecto, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

El estrés y la visión

El estrés es un estado de cansancio y tensión física y mental provocado por la exigencia de un rendimiento muy superior al habitual. Supone un desafío para el cuerpo, ya que un estado de estrés prolongado en el tiempo puede suponer complicaciones para la salud, como el incremento de la presión arterial, insuficiencia cardíaca, diabetes, obesidad, depresión, ansiedad, problemas cutáneos y alteraciones hormonales.

estresfinal

Pero, ¿de qué forma afecta el estrés a nuestra visión? Las formas más comunes en las que se presenta son temblor de ojos e inflamación, aunque en casos muy agudos se puede producir una pérdida súbita de la visión. La mayor parte de estos efectos son transitorios, sin embargo debemos prestarles atención. A continuación, analizamos con más detenimiento cada uno de ellos:

La sensación de temblor en los ojos no se suele corresponder con un movimiento de todo el ojo, sino con un movimiento de un pequeño músculo cuya función es elevar el párpado, el músculo de Müller. En situaciones de estrés en las que liberamos mucha adrenalina, este músculo puede reaccionar de forma involuntaria  y molesta, pero sin ocasionarnos ningún efecto perjudicial sobre la visión.

estres

En algunos casos de estrés exagerado en personas de mediana edad (40-55 años) puede aparecer edema en la macula retiniana (lugar donde se forma la imagen en la retina), provocando déficit de visión, sobretodo en visión cercana, apareciendo letras entrecortadas y líneas deformes (metamorfopsia). Aunque puede solucionarse de forma espontánea, se aconseja visitar urgentemente al oftalmólogo para realizar un diagnostico diferencial con otras patologías oculares.

Finalmente, en algunos casos más críticos de estrés permanente se puede llegar a sufrir una amaurosis, es decir, una pérdida súbita de la visión sin lesión aparente. Este síntoma suele ser transitorio, pero si lo sufrimos debemos acudir al oftalmólogo de inmediato para descartar que sea síntoma de cualquier otra dolencia, ya que la amaurosis fugaz también ser un signo premonitorio de un accidente cerebrovascular inminente.

Si tienes alguno de estos síntomas o te preocupa cómo tus ojos reaccionan ante situaciones de estrés, no dudes en contactar con nosotros.

 

Día Mundial de la Visión 2015

¿Sabías que el segundo jueves del mes de octubre se celebra cada año el Día Mundial de la Visión? El objetivo de este día es poner el foco en la situación de vulnerabilidad que sufren todas aquellas personas que tienen algún impedimento visual en cualquier parte del mundo, a menudo en lugares dónde no pueden recibir el tratamiento adecuado.

WSD15_logo_Starter

Cada año se acompaña esta celebración de un lema concreto, con el objetivo de fijar una prioridad u objetivo marco. Si en 2013, por ejemplo, el lema era «Acceso universal a la salud ocular» y en 2014 «No más ceguera evitable», este 2015 se ha querido dar protagonismo de nuevo a la universalidad de este derecho con el lema «Salud ocular para todos»El Día Mundial de la Visión nos propone trabajar juntos para aumentar la conciencia pública de la ceguera y la baja visión como graves problemas internacionales de salud pública, influir a nuestros gobiernos y administraciones y educar sobre la prevención de estas enfermedades oculares.

Aproximadamente 285 millones de personas en el mundo viven con problemas de baja visión y ceguera, de las cuales el 90% se ubican en países de bajos ingresos. Estos datos tan negativos deberían hacernos reflexionar, ya que contrastan con la evidencia de que el 80% de estas discapacidades visuales son evitables, fácilmente tratables y/o prevenibles. Es por eso que no deberíamos desfallecer en la misión de que todas las personas con impedimentos visuales reciban una atención adecuada.

ecfa_logo1

Entre las muchas actividades que se llevarán a cabo con motivo del Día Mundial de la Visión 2015, la IAPB (Agencia Internacional para la Prevención de la Ceguera) ha organizado un Concurso Internacional de Fotografía en el que se puede participar con el hashtag #Eyecareforall inscribiéndose en este enlace.

¡Te animamos a unirte a esta lucha y poner tu granito de arena en una causa que nos afecta a todos y todas!

Que disfrutes de un Feliz Día Mundial de la Visión.

Los ojos rojos: causas y remedios

El globo ocular está recubierto de un tejido llamado conjuntiva. Éste es casi transparente, salvo por algunos vasos sanguíneos visibles. Cuando el ojo sufre una agresión, como la penetración de partículas de polvo, humo o el efecto del cloro de la piscina, esos vasos se dilatan porque la conjuntiva incrementa su flujo sanguíneo como respuesta defensiva. Eso provoca el efecto al que denominamos de forma común «ojos rojos«.

conjuntivitis

Durante los últimos años se ha popularizado el uso de colirios vasoconstrictores para blanquear el ojo ante esta situación. Sin embargo, debemos tener en cuenta que estos productos tienen un efecto sólo estético, ya que la causa que ha provocado esa reacción sigue estando ahí.

El uso de estos colirios no debería tener mayores consecuencias con un uso puntual, pero usándolos con frecuencia el ojo puede acostumbrarse a ellos y reaccionar mandando más señales químicas para dilatar los vasos sanguíneos, con lo que en realidad estaríamos agravando el problema.

conjuntivitis

Por ello, consideramos que lo más importante ante una reacción de ojos rojos es detectar la causa que la ha provocado. Si el problema es que tenemos los ojos secos, deberemos usar lágrimas artificiales. En el caso de las conjuntivitis, recurriremos a un fármaco antialérgico o antibiótico en función de su origen. Para la blefaritis, un jabón para los párpados.

De este modo estaremos tratando el problema de raíz aunque, eso sí, requiera de un tratamiento más mantenido en el tiempo y sin un resultado estético inmediato. Si tienes los ojos rojos con frecuencia y no has identificado la causa, ponte en contacto con nosotros y te asesoraremos.

La triquiasis: crecimiento inverso de las pestañas

En esta entrada abordamos una enfermedad ocular, la triquiasis, que consiste en el crecimiento anómalo de las pestañas. Los pacientes que padecen triquiasis desarrollan sus pestañas en dirección al ojo, lo cual les provoca lagrimeo, erosiones, irritación e incluso úlceras debido al roce de éstas con el globo ocular. La triquiasis puede tener un origen congénito en el desarrollo del párpado.

Sin embargo, el motivo más frecuente para esta dolencia es como resultado de un proceso de cicatrización tras sufrir traumatismos oculares, quemaduras del ojo, infecciones o tras el uso crónico de ciertos colirios.

Esquema triquiasis

Es importante distinguir la triquiasis de otras enfermedades como el entropion y la distiquiasis:

En el caso del entropion, las pestañas crecen normalmente pero es el párpado el que se encuentra rotado hacia el globo ocular, rozándolo y causando efectos parecidos. En el caso de la distiquiasis, crecen pestañas adicionales desde las glándulas de meibomio, muy próximas a la superficie ocular y que normalmente no albergan pestañas. El tratamiento para la distiquiasis es el mismo que para la triquiasis.

Ojo con triquiasis

El remedio más inmediato consiste en retirar las pestañas que crecen en dirección al ojo mediante una pinza fina. Sin embargo, para la cura definitiva será necesario un tratamiento basado en la eliminación de los folículos mediante extirpación mecánica, electrólisis y crioterapia.

Es frecuente la combinación de distintos métodos para la eliminación efectiva de todos los folículos. Si estos métodos no son efectivos, se puede recurrir a la cirugía plástica. En caso de sufrir triquiasis, puedes contactarnos y trataremos tu caso de forma individualizada.