Archivo de la categoría: Tercera Edad

La vista en la tercerda edad

El Dr. Carreras Candi en esta entrevista nos habla de como nos puede afectar la edad en la visión ocular, las enfemedades frecuentes que se pueden sufrir, sus causas más habituales y algunos consejos de como combatir todo este proceso.

– ¿Cuándo hablamos de enfermedades oculares de la tercera edad?¿A qué se refiere?

El ser humano, a lo largo de su vida sufre un desgaste en sus estructuras anatómicas y celulares, que son el resultado de su envejecimiento.
En el ámbito ocular, las distintas estructuras que los componen, sufren, al igual que el resto de nuestro organismo, un proceso involutivo, que como consecuencia puede provocarnos la disminución o la pérdida del acto de la visión.

– ¿Cuáles son las causas de perdida de agudeza visual más habituales, por la edad?

En primer lugar, como primera manifestación del desgaste ocular, citaremos la presbicia o vista cansada. Es decir, la imposibilidad de poder leer o coser con comodidad, a una distancia de 45 cms., por alteraciones a nivel del cristalino.
La vista cansada aumenta con la edad, haciéndose máxima a los 60 años.

Vision en la tercera edad

La visión no ha de quitarnos la sonrisa en la tercera edad.

A partir de los 60 años, la degeneración del cristalino se hace más patente, apreciándose la perdida de su transparencia (cataratas). Esta perdida de transparencia, aumenta con el tiempo, hasta que la perdida de visión aconseja la extracción del cristalino opacificado, sustituyéndolo quirúrgicamente por una lente intraocular, consiguiéndose la total recuperación visual del paciente.
Existen afecciones oculares que acompañan enfermedades generales que aparecen con la edad, como la diabetes, afecciones de las venas y arterias del aparato ocular (hipertensión arterial, colesterol elevado, trombosis, etc.).
Sin embargo, la afectación ocular de tipo senil de mayor repercusión social, es la degeneración macular ligada a la edad. Se trata de una afectación que aparece en la retina, en el lugar exacto donde se enfocan las imágenes para poder ser visualizadas correctamente. Esta enfermedad afecta al 30% de los pacientes de edad por encima de 70 años.
La enfermedad consiste en una pérdida paulatina de la visión central, debido a las modificaciones de tipo degenerativo, que se manifiesta en la región macular de la retina.

– ¿Es cierto que la Degeneración Macular ligada a la edad, es la afección ocular que más preocupa a los oftalmólogos?

Por supuesto, ya que es la causa de ceguera más frecuente de los países industrializados, entre las personas de más de 50 años. El tanto por ciento de afectados aumenta con la supervivencia de la persona.

Ojo persona mayor

Los problemas en la mácula son muy comunes en personas mayores.

La Degeneración Macular Senil, aunque en la mayoría de casos no deja del todo ciego al paciente, sí que le ocasiona una fuerte invalidez, principalmente en su visión próxima, imposibilitándole en la lectura o costura, así como en la correcta deambulación, que en algunos casos suele ser un problema sobreañadido, por la edad del paciente.
Sin embargo, últimamente existen tratamientos como la fotodinamia y los fármacos que impiden el desarrollo vascular, principal causa de la enfermedad (DMAE exudativa).

¿Cuáles son las causas determinantes de la aparición de la Degeneración Macular Senil?

La Degeneración Macular Senil, aparece como consecuencia del deterioro generalizado de la retina, principalmente, en la mácula, es decir: donde se focalizan las imágenes que queremos ver.
La retina representaría en el ojo humano, el carrete de fotos de la maquina fotográfica, donde se imprimirían las imágenes para poder ser visualizadas con normalidad. El grado de afectación provocará una pérdida mayor o menor de visión, que por aparecer en personas de la tercera edad, agrava aún más la dolencia.

– ¿Cuáles son las causas determinantes de la aparición de la Degeneración Macular Senil?

En primer lugar existe un factor genético. La existencia de familiares con Degeneración Macular Senil, es causa predisponente de padecer la enfermedad.
Existen, además factores personales que sugieren su aparición. Así los que padecen hipermetropía, tienen un iris claro, tienen la presión arterial descompensada o son fumadores, suelen tener mayores probabilidades de presentar Degeneración Macular Senil.
Por último, destacaremos factores ambientales, como el hábito de vida o de alimentación, la exposición a la luz artificial prolongada a veces asociada a la importancia social del bronceado, también se han descrito como causas de aparición de la enfermedad.

¿Qué métodos posee la oftalmología moderna para combatir esta enfermedad?

Por el momento de los dos tipos de DMS, (atrófica y exudativa), la forma atrófica, que aparece en la mayoría de las veces (79% de los casos), es la que menos pérdida de visión central ocasiona (alrededor de un 12% de los pacientes que la padecen), la medicación con vitaminas antioxidantes, principalmente la vitamina C, Ay E, junto con otros oligoelementos, es suficiente para un buen control evolutivo de la enfermedad.

revisión vista

Las revisiones periódicas ayudarán a afrontar mejor posibles enfermedades.

Sin embargo, la forma exudativa, que afortunadamente solo entraña el 8% de las DMS, y que puede dejar sin visión hasta el 90% de los casos, el tratamiento de elección es Fotodinamia con Verteporfino y, en casos extremos, la cirugía.
Sin embargo, la curación total del proceso no se consigue en todos los casos, aunque se acostumbra a obtener una mejora de la visión y un control en la evolución del proceso.

Fuente Imagen 1

Fuente Imagen 2

Fuente Imagen 3