Archivo de la categoría: Tratamientos

Los ojos rojos: causas y remedios

El globo ocular está recubierto de un tejido llamado conjuntiva. Éste es casi transparente, salvo por algunos vasos sanguíneos visibles. Cuando el ojo sufre una agresión, como la penetración de partículas de polvo, humo o el efecto del cloro de la piscina, esos vasos se dilatan porque la conjuntiva incrementa su flujo sanguíneo como respuesta defensiva. Eso provoca el efecto al que denominamos de forma común “ojos rojos“.

conjuntivitis

Durante los últimos años se ha popularizado el uso de colirios vasoconstrictores para blanquear el ojo ante esta situación. Sin embargo, debemos tener en cuenta que estos productos tienen un efecto sólo estético, ya que la causa que ha provocado esa reacción sigue estando ahí.

El uso de estos colirios no debería tener mayores consecuencias con un uso puntual, pero usándolos con frecuencia el ojo puede acostumbrarse a ellos y reaccionar mandando más señales químicas para dilatar los vasos sanguíneos, con lo que en realidad estaríamos agravando el problema.

conjuntivitis

Por ello, consideramos que lo más importante ante una reacción de ojos rojos es detectar la causa que la ha provocado. Si el problema es que tenemos los ojos secos, deberemos usar lágrimas artificiales. En el caso de las conjuntivitis, recurriremos a un fármaco antialérgico o antibiótico en función de su origen. Para la blefaritis, un jabón para los párpados.

De este modo estaremos tratando el problema de raíz aunque, eso sí, requiera de un tratamiento más mantenido en el tiempo y sin un resultado estético inmediato. Si tienes los ojos rojos con frecuencia y no has identificado la causa, ponte en contacto con nosotros y te asesoraremos.

Buenas prácticas del niño para su visión

Durante el aprendizaje del niño, tener una buena visión es clave para poder rendir como es debido en la escuela u otros lugares donde se efectúe dicho aprendizaje.

El tener un defecto visual puede provocar un rendimiento inadecuado, rendimiento que se podría mejorar fácilmente con un correcto diagnóstico de la vista y una posterior solución al problema detectado.

En estas edades tempranas, es muy importante tener buenos hábitos en relación a la vista para evitar en la medida de lo posible una engorrosa fatiga en la visión y maximizar el rendimiento del niño. Entre estos buenos hábitos destacamos:

Sentarse bien es una de las buenas prácticas al utilizar tablets y ordenadores.

Sentarse bien es una de las buenas prácticas al utilizar tablets y ordenadores.

  • Postura: Es básico sentarse correctamente para centrar la visión de manera adecuada, esto implica la espalda recta y los pies bien apoyados en el suelo.
  • Vicios escritura: Es importante no adoptar malas posturas a la hora de escribir.
  • Separación de la vista: Al ver la televisión, leer o cualquier otra actividad en la que se emplee la vista, se ha de dejar una distancia prudencial entre los ojos y el elemento visualizado.
  • Ordenadores e iluminación: Cuando se utilizan ordenadores u otro tipo de panntallas, es importante tener una buena iluminación el la estancia para no tener que forzar la vista.
  • Descansos: Si se está trabajando con el ordenador, es importante realizar pausas cada un máximo de un hora para descansar la vista.
  • Máximo 2 horas: Los niños no deberían estar expuestos más de dos horas al día a las pantallas de tipo ordenador para evitar problemas relacionados con la visión.

Recomendamos seguir estos consejos para que el niño no fuerce su visión y evite, en la medida de lo posible, problemas relacionados con la misma. Si los problemas ya han aparecido, entonces os esperamos en nuestra consulta para tratar de solucionarlos. Contactad aquí.

La alimentación para frenar las cataratas

Las cataratas son una patalogía de la cuál ya hemos hablado, concretamente sobre la operación de las mismas para cortar de raíz sus síntomas. Pero si lo que queremos es frenar a tiempo su evolución, también tenemos como opción llevar una dieta acorde para ello.

Visión alimentación

Una buena alimentación ayudará con las cataratas.

No es que existan dietas milagrosas para frenar las cataratas, pero sí que llevar una alimentación equilibrada puede ayudarnos en la lucha contra esta afección. Concretamente, se han realizado estudios que dicen que este tipo de alimentos favorece a ralentizar el desarrollo de las cataratas:

Reboflavina: También conocida como Vitamina B2, favorece la metabolización del azúcar. Alimentos que la contienen: cereales y leche.

Antioxidantes: Son un refuerzo visual. Alimentos que los contienen: zanahorias, melón, mango, cacahuetes, nueces, aceite de oliva virgen, pimiento rojo.

Vitamina C: Combate el envejecimiento y la oxidación. Alimentos que la contienen: naranjas, limones, kiwis, verduras de hojas verdes, pomelos, tomate, perejil.

Vitamina E: También frena el envejecimiento ocular. Alimentos que la contienen: almendras, germen de trigo, aceite de girasol, cereales integrales, brócoli, cacahuete, avellanas.

Dieta-equilibrada

Con una dieta equilibrada podemos combatir las cataratas.

Como se puede comprobar, una alimentación equilibrada es en general buena y en particular idónea para contener la evolución de las cataratas. En el lado opuesto, se ha comprobado que el tabaquismo o la obesidad también afectan de manera negativa a dicha evolución y, en general, a la salud de las personas.

 

 

Importancia de las revisiones oculares

Todos sabemos la importancia que tiene hoy en día la medicina preventiva. En la ciencia oftalmológica, no es de menos, esta premisa. Por ello es recomendable la visita al oftalmólogo, principalmente en tres etapas de la vida.

Doctor Carreras Candi

  • En la infancia, para descartar los posibles defectos refractivos (miopía, astigmatismo e hipermetropía), a veces difíciles detectar por los padres, y que son de vital importancia para el desarrollo intelectual del niño. Una mala visón en la edad de aprendizaje, afecta en el desarrollo de la inteligencia del individuo.
  • A partir de los tres años, si no existen otras causas de alarma, se recomienda una primera exploración oftalmológica, sobretodo, si alguno de los progenitores presenta algún defecto refractivo desde su niñez.
  • En la edad adulta, cuando aparece la vista cansada o presbicia (imposibilidad de leer o trabajar a una distancia de 30 cms. y que suele aparecer sobre los 45 años), es importante una completa revisión oftalmológica, que determine la ausencia o presencia de glaucoma, enfermedad que a partir de dicha edad puede aparecer en mayor número de casos.

revisión ocular

  • En la edad avanzada, para descartar la presencia de cambios refractivos, cataratas, degeneración macular senil (DMAE), así como todas aquellas afecciones oculares que el paso del tiempo puede producir.