Consejos para proteger los ojos del ordenador

Por todos son conocidas las facilidades y ventajas que ofrecen las nuevas tecnologías en el día a día de la sociedad moderna actual. Sin embargo, también están provocando problemas oftalmológicos derivados de los largos periodos de exposición a las pantallas.

La cuestión es tan grave que, incluso, ha dado lugar al origen del síndrome de la pantalla de visualización o del ordenador. Algunos de los síntomas más habituales son los siguientes: sequedad en los ojos o exceso de lagrimeo, visión borrosa, fatiga visual, dolor en los ojos (ante la exposición al sol), visión doble, pesadez… Todo ello puede provocar problemas mayores, tales como dolores de cabeza y en las cervicales.

ordenadorojos

Autor: ©Alex Neuhoff

Para que el uso de ordenadores, tabletas y dispositivos móviles no conduzca a enfermedades oculares, es imprescindible adoptar unos hábitos saludables para los ojos.

  • Lo primero de todo es no abusar de su uso. Se deben tomar los descansos necesarios para que los ojos no se acostumbren a una pantalla y luego tengan problemas para focalizar: un mínimo de cinco minutos, cada hora frente al ordenador.
  • Una buena hidratación es la clave para que los ojos no se resequen ni se enrojezcan. Cuando estamos frente al ordenador, parpadeamos cinco veces menos que mientras leemos o hacemos vida normal.
  • Se deben guardar las distancias necesarias respecto a la pantalla -a unos 35 o 50 cm del monitor- y hay que estar con la cabeza levemente inclinada hacia abajo, así como tener la iluminación adecuada, sin reflejos ni destellos.
  • El cuidado de los ojos también depende, en gran medida, de llevar una alimentación sana y equilibrada. Las vitaminas A y C y el magnesio favorecen una correcta visión.
  • Por último, se debe acudir al especialista, para someterse a revisiones periódicas  y que sean detectadas, lo antes posible, las anomalías.

Si tienes cualquier molestia o quieres hacernos una consulta, no dudes en ponerte en contacto con nosotros y te atenderemos con mucho gusto.

Deja un comentario