Corrección definitiva de la vista cansada (presbicia)

¿Sabías que la presbicia, comúnmente conocida como “vista cansada”, es la principal anomalía que afecta la visión de los españoles mayores de 45 años? La padece el 81% de la población española de más de 45 y el 98% de los mayores de 65 años. Por suerte, se trata de una anomalía con posibilidades de corregirse de forma definitiva.

presbicia-vista cansada
La presbicia o vista cansada es un problema refractivo que afecta directamente a la lente natural del ojo, el cristalino. Nuestro ojo por naturaleza está adaptado para ver objetos lejanos, cuando necesitamos enfocar objetos cercanos: leer un libro, escribir un WhatsApp, escoger el plato en un menú de restaurante, etc., lo que hace nuestro ojo es enfocar realizando un esfuerzo conocido como acomodación. Este esfuerzo se realiza a través del cristalino, con el paso del tiempo nuestra lente pierde su capacidad de enfoque, es decir, la vista cansada está directamente asociada al envejecimiento de nuestros órganos, convirtiéndose en un problema inevitable.

Hasta ahora la solución a la vista cansada era utilizar gafas de lectura, gafas bifocales o progresivas, pero el avance tecnológico ha conseguido que éste problema refractivo se convierta en algo fácil de solucionar. Aunque antes de someterse a esta intervención se requiere de una visita preoperatoria en la que el oftalmólogo realizará todas las pruebas necesarias y te explicará la técnica quirúrgica que se utilizará durante la intervención, además de la lente que te recomienda utilizar para solucionar tu problema refractivo.

operacion-vista-cansada

En la Clínica Carreras Candi contamos con un tratamiento quirúrgico seguro y eficaz que consigue corregirlo y que trae consigo grandes resultados. Consiste en extraer el cristalino, como cuando se opera una catarata, para ser sustituido por una lente bifocal, trifocal o multifocal, según sea el caso. La principal ventaja de esta técnica es que corregimos cualquier defecto refractivo que tenga el paciente, incluso antes de padecer presbicia. Además de tratarse de una técnica altamente contrastada, con mínimas complicaciones, que sólo requiere de anestesia local y de una pequeña incisión con bisturí, la recuperación es bastante rápida y el resultado conlleva a liberarte de las gafas de forma definitiva.

Si sufres de vista cansada y quieres solucionarlo, no dudes en contactar con nosotros, estaremos encantados de atenderte de forma personaliza.

Deja un comentario