El blefaroespasmo o parpadeo involuntario del ojo

En ocasiones notamos que un párpado se nos cierra parcialmente y se vuelve a abrir rápidamente, de forma repetitiva e insconsciente. Cuando estas contracciones del los músculos del párpado se producen de forma prolongada, repetitiva y anárquica hablamos del blefaroespasmo, un síntoma bastante molesto de distonía de la zona periorbital.

Estos espasmos involuntarios son de origen desconocido, aunque su presencia se suele atribuir al estrés, la fatiga, la cafeína o a la espasmofilia. Estos espasmos pueden prolongarse durante varios días de forma intermitente y luego desaparecer. Prácticamente todo el mundo ha experimentado el blefaroespasmo en algún momento de su vida, sin embargo en la mayoría de casos, la persona apenas le da importancia a este síntoma, que desaparece relativamente pronto.

blefaroespasmo_02

Aunque los espasmos generalmente desaparecen de forma espontánea sin ningún tratamiento, se suele aconsejar a los pacientes que duerman más, tomen menos productos que contengan cafeína y se lubrifiquen los ojos con gotas oftálmicas. En caso de que el problema persista demasiado tiempo, se puede llevar a cabo un tratamiento basado en medicamentos para reducir la ansiedad (ansiolíticos) o las contracciones musculares (miorelajantes).

En ocasiones, aparecen contracciones más severas con cierre completo del párpado, generalmente el superior. Las causas de este tipo de blefaroespasmo suelen ser una irritación de córnea o de la conjuntiva. Esta forma de espasmo del párpado dura mucho más tiempo y es bastante más molesta, pudiendo provocar una especial sensibilidad a la luz y ocasionalmente, visión borrosa. En estos casos más graves, los espasmos se pueden curar temporalmente con pequeñas inyecciones de toxina botulínica.

estres_ojos

Como norma general, debemos acudir a una consulta oftalmológica siempre que el blefaroespasmo no desaparezca de forma espontánea en el tiempo aproximado de una semana, en caso de que el espasmo cierre el párpado completamente o que comprometa otras partes de la cara, o cuando aparezca enrojecimiento, hinchazón o secreción de un ojo y cuando aparezca una caída del párpado superior.

Si quieres pedir una cita con nuestros profesionales o hacernos llegar tu consulta sobre el blefaroespasmo o cualquier otro tema relacionado con la salud de tus ojos, no dudes en mandarnos un mensaje a través de nuestro formulario de contacto.

Deja un comentario