El estrés y la visión

El estrés es un estado de cansancio y tensión física y mental provocado por la exigencia de un rendimiento muy superior al habitual. Supone un desafío para el cuerpo, ya que un estado de estrés prolongado en el tiempo puede suponer complicaciones para la salud, como el incremento de la presión arterial, insuficiencia cardíaca, diabetes, obesidad, depresión, ansiedad, problemas cutáneos y alteraciones hormonales.

estresfinal

Pero, ¿de qué forma afecta el estrés a nuestra visión? Las formas más comunes en las que se presenta son temblor de ojos e inflamación, aunque en casos muy agudos se puede producir una pérdida súbita de la visión. La mayor parte de estos efectos son transitorios, sin embargo debemos prestarles atención. A continuación, analizamos con más detenimiento cada uno de ellos:

La sensación de temblor en los ojos no se suele corresponder con un movimiento de todo el ojo, sino con un movimiento de un pequeño músculo cuya función es elevar el párpado, el músculo de Müller. En situaciones de estrés en las que liberamos mucha adrenalina, este músculo puede reaccionar de forma involuntaria  y molesta, pero sin ocasionarnos ningún efecto perjudicial sobre la visión.

estres

En algunos casos de estrés exagerado en personas de mediana edad (40-55 años) puede aparecer edema en la macula retiniana (lugar donde se forma la imagen en la retina), provocando déficit de visión, sobretodo en visión cercana, apareciendo letras entrecortadas y líneas deformes (metamorfopsia). Aunque puede solucionarse de forma espontánea, se aconseja visitar urgentemente al oftalmólogo para realizar un diagnostico diferencial con otras patologías oculares.

Finalmente, en algunos casos más críticos de estrés permanente se puede llegar a sufrir una amaurosis, es decir, una pérdida súbita de la visión sin lesión aparente. Este síntoma suele ser transitorio, pero si lo sufrimos debemos acudir al oftalmólogo de inmediato para descartar que sea síntoma de cualquier otra dolencia, ya que la amaurosis fugaz también ser un signo premonitorio de un accidente cerebrovascular inminente.

Si tienes alguno de estos síntomas o te preocupa cómo tus ojos reaccionan ante situaciones de estrés, no dudes en contactar con nosotros.

 

Deja una respuesta