Enfermedades del tiroides y visión

Seguramente conocerás la glándula tiroides, ubicada en el cuello, justo por encima de la clavícula. Ésta es conocida por las complicaciones que acarrea para la salud cuando produce más o menos hormona tiroidea de lo que el cuerpo necesita. La dolencia más común es el hipertiroidismo, más común en las mujeres que en los hombres, y que provoca distintos síntomas: aumento del apetito, pérdida de peso, nerviosismo, aumento de sudoración, fatiga, temblor, etc.

tiroides

Aparentemente, el tiroides guarda poca relación con la visión. De hecho, en un individuo sano no encontramos relación ni paralelismo entre las funciones del tiroides y el ojo. Sin embargo, la enfermedad de Graves o tiroiditis autoinmune, que inflama esta glándula de forma anómala y sin causa externa, provoca algunas reacciones cruzadas que afectan directamente al aparato visual.

Las personas que padecen la enfermedad de Graves, por alguna razón desconocida, generan unos anticuerpos que atacan ciertos receptores de las células tiroideas. Sin embargo, ocurre algo sorprendente: la estructura de estas proteínas del tiroides atacadas, pese a tener funciones completamente distintas, son muy parecidas a otras proteínas del aparato visual. Debido a esta similitud, a menudo estos anticuerpos acaban atacando por error también a las proteínas del aparato visual.

Ojo tiroides

Esto produce una inflamación crónica de los tejidos orbitarios que están detrás y alrededor del ojo, produciendo dolor, un aumento de volumen y consecuente protusión del globo ocular hacia el exterior y una alteración de su movilidad. Si esta última es grave, puede derivar en un estrabismo restrictivo, con dificultad de realizar algunos movimientos oculares concretos.

Si ese estrabismo está en su fase aguda puede ser tratable y reversible, pero cuando se prolonga en el tiempo el ojo va sustituyendo las fibras musculares por tejido fibroso, de modo que es como si el músculo fuera cicatrizando por dentro. Eso puede dar lugar a problemas importantes, como la visión doble tardía incluso cuando ya no hay inflamación.

Si quieres hacernos cualquier consulta sobre esta u otras cuestiones, no dudes en contactar con nosotros y te atenderemos lo antes posible.

Deja un comentario