La heterocromía ocular: un ojo de cada color

En situación normal, nuestros ojos deben ser simétricos en todas sus características, ya que una asimetría entre ellos podría indicar algún tipo de patología. Sin embargo, existe el caso de personas que tienen un ojo de cada color, algo que no indica necesariamente la presencia de ninguna patología. Es lo que llamamos heterocromía de iris.

Ojos de David Bowie

Es conocido el caso de David Bowie, quien aparentemente tiene un ojo de cada color. En realidad, se debe a que Bowie tiene una pupila más dilatada que la otra. Distintas formas o tamaños del iris por malformaciones, lesiones o cirugías oculares también pueden producir ese aspecto.

Entre los casos de heterocromía ocular, podemos distinguir:

  • Heterocromía de iris idiopática: Desde el nacimiento, la diferencia entre el color de ambos ojos es pequeña y no progresa. La función ocular es absolutamente normal, ya que no va asociada a ninguna enfermedad ocular. Tiene un fuerte componente genético, de forma que suele ser un rasgo hereditario.
  • Heterocromía del iris causada por una enfermedad: Puede ser congénita y cuya causa más frecuente es el Síndrome de Horner Congénito (lesión del sistema nervioso simpático) o la Melanocitosis Oculodérmica o Nevus de Ota (exceso de pigmentación). Estos casos requieren la supervisión de un oftalmólogo ya que pueden desarrollar melanomas.

Heterocromía ocula

Si usted se nota un cambio de color progresivo en un ojo debe acudir al oftalmólogo para descartar cualquier tipo de lesión o enfermedad. Consúltenos si es su caso, y le responderemos a la mayor brevedad posible.

Un pensamiento en “La heterocromía ocular: un ojo de cada color

  1. Pingback: Anisocoria: pupilas de distinto tamaño | dr. Carlos CARRERAS-CANDI

Deja un comentario