La importancia de la higiene ocular

Aunque seamos personas conscientes de la importancia de tener una higiene corporal y facial correcta, a menudo no recordamos que los ojos son una parte esencial de nuestro cuerpo y que, como tal, requieren de una atención específica. No es para menos, ya que nuestros ojos están expuestos diariamente a muchos factores externos que amenazan nuestra salud visual.

Nuestros ojos son nuestros órganos más expuestos al exterior, y por lo tanto los que tienen más contacto con agentes ambientales nocivos. La protección que ofrecen los párpados y las pestañas a menudo no es suficiente, por lo que es importante mantener una higiene ocular correcta.

wash-your-eyes

En ocasiones normales con un lavado de la cara los ojos deberían quedar lo suficiente limpios. Sin embargo, aquellas personas con tendencia a tener piel grasienta o a la formación de escamas necesitan una higiene más intensiva y diaria de la parte externa del ojo.

Del mismo modo, para las personas que usen maquillaje es especialmente importante una higiene que retire completamente las partículas de pigmento de su cara antes de acostarse, ya que sino éstas podrían introducirse interior del ojo durante la noche y provocar irritaciones. De hecho, incluso la piel de alrededor del ojo puede irritarse a causa de estos restos cosméticos.

Para limpiarnos los ojos, debemos hacerlo siempre en dirección a la raíz de la nariz. Si frotamos en el sentido contrario, corremos el riesgo de que las pestañas del párpado superior se nos introduzcan en el párpado inferior, dañándonos la córnea.

cea_0681-r-ok

Bañeritas para realizar baños oculares

Existen toallitas específicas para la higiene ocular externa impregnadas en jabones e ingredientes naturales que calman y refrescan la piel de alrededor del ojo. Son un producto de uso común para quitar el maquillaje, pero también se recomiendan para limpiezas frecuentes a lo largo del día en aquellas personas que tengan especial sensibilidad en los ojos. También podemos optar los baños oculares. Esta opción nos permite enjuagar los ojos ayudándonos de unas pequeñas bañeritas. Las personas que sufren de alergia pueden encontrar una gran ayuda en estos baños, ya que consiguen arrrastrar con el lavado el polvo o polen que se haya introducido en los ojos.

Si tienes cualquier tipo de consulta relacionada con la higiene ocular o con cualquier otro aspecto de tu salud visual, no dudes en ponerte en contacto con nosotros y te responderemos lo antes posible.

Deja un comentario