Archivo de la etiqueta: molestia

¿Qué es un chalazión?

El chalazión, también llamado calacio, es un es un quiste en el párpado causado por la obstrucción y consecuente inflamación de la glándula de Meibomio. Al ser también un abultamiento en la zona del párpado o a lo largo del borde del mismo, a menudo suele confundirse con el orzuelo. Ocasionalmente, cuando un orzuelo no sana, puede convertirse en un chalazión.

Sin embargo, el chalazión se distingue de un orzuelo en que no suele ser doloroso, acostumbra a ser de mayor tamaño y suele aparecer a mayor distancia del borde del párpado. También encontramos diferencias en las causas que los originan:  el orzuelo está provocado por la infección del folículo de una pestaña.

Chalazión

Un chalazión suele desaparecer al cabo de pocos meses, y eventualmente puede dejar una pequeña cicatriz en el párpado. Durante ese tiempo, se puede aliviar la molestia aplicando calor mediante compresas o paños tibios. En ningún caso debe presionarse el chalazión.

En algunos casos se requerirá tratamiento y supervisión médica, especialmente cuando el chalazión se prolongue en el tiempo o crezca en exceso. De forma excepcional, es posible que sea necesario extirparlo con cirugía. Esto casi siempre se realiza desde la parte inferior del párpado para evitar dejar una cicatriz en la piel.

En raras ocasiones, el cáncer de piel del párpado puede asemejarse ligeramente a un chalazión. Si se tiene sospecha de ello, lo mejor es descartar esa posibilidad llevando a cabo una biopsia.

Como curiosidad, el origen etimológico de la palabra chalazión proviene de un término griego que significa «pequeño bulto». Si quieres que te aclaremos cualquier duda al respecto o deseas pedir cita para una consulta, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. 

Consejos para proteger los ojos del ordenador

Por todos son conocidas las facilidades y ventajas que ofrecen las nuevas tecnologías en el día a día de la sociedad moderna actual. Sin embargo, también están provocando problemas oftalmológicos derivados de los largos periodos de exposición a las pantallas.

La cuestión es tan grave que, incluso, ha dado lugar al origen del síndrome de la pantalla de visualización o del ordenador. Algunos de los síntomas más habituales son los siguientes: sequedad en los ojos o exceso de lagrimeo, visión borrosa, fatiga visual, dolor en los ojos (ante la exposición al sol), visión doble, pesadez… Todo ello puede provocar problemas mayores, tales como dolores de cabeza y en las cervicales.

ordenadorojos

Autor: ©Alex Neuhoff

Para que el uso de ordenadores, tabletas y dispositivos móviles no conduzca a enfermedades oculares, es imprescindible adoptar unos hábitos saludables para los ojos.

  • Lo primero de todo es no abusar de su uso. Se deben tomar los descansos necesarios para que los ojos no se acostumbren a una pantalla y luego tengan problemas para focalizar: un mínimo de cinco minutos, cada hora frente al ordenador.
  • Una buena hidratación es la clave para que los ojos no se resequen ni se enrojezcan. Cuando estamos frente al ordenador, parpadeamos cinco veces menos que mientras leemos o hacemos vida normal.
  • Se deben guardar las distancias necesarias respecto a la pantalla -a unos 35 o 50 cm del monitor- y hay que estar con la cabeza levemente inclinada hacia abajo, así como tener la iluminación adecuada, sin reflejos ni destellos.
  • El cuidado de los ojos también depende, en gran medida, de llevar una alimentación sana y equilibrada. Las vitaminas A y C y el magnesio favorecen una correcta visión.
  • Por último, se debe acudir al especialista, para someterse a revisiones periódicas  y que sean detectadas, lo antes posible, las anomalías.

Si tienes cualquier molestia o quieres hacernos una consulta, no dudes en ponerte en contacto con nosotros y te atenderemos con mucho gusto.