Archivo de la etiqueta: vista cansada

Corrección definitiva de la vista cansada (presbicia)

¿Sabías que la presbicia, comúnmente conocida como “vista cansada”, es la principal anomalía que afecta la visión de los españoles mayores de 45 años? La padece el 81% de la población española de más de 45 y el 98% de los mayores de 65 años. Por suerte, se trata de una anomalía con posibilidades de corregirse de forma definitiva.

presbicia-vista cansada
La presbicia o vista cansada es un problema refractivo que afecta directamente a la lente natural del ojo, el cristalino. Nuestro ojo por naturaleza está adaptado para ver objetos lejanos, cuando necesitamos enfocar objetos cercanos: leer un libro, escribir un WhatsApp, escoger el plato en un menú de restaurante, etc., lo que hace nuestro ojo es enfocar realizando un esfuerzo conocido como acomodación. Este esfuerzo se realiza a través del cristalino, con el paso del tiempo nuestra lente pierde su capacidad de enfoque, es decir, la vista cansada está directamente asociada al envejecimiento de nuestros órganos, convirtiéndose en un problema inevitable.

Hasta ahora la solución a la vista cansada era utilizar gafas de lectura, gafas bifocales o progresivas, pero el avance tecnológico ha conseguido que éste problema refractivo se convierta en algo fácil de solucionar. Aunque antes de someterse a esta intervención se requiere de una visita preoperatoria en la que el oftalmólogo realizará todas las pruebas necesarias y te explicará la técnica quirúrgica que se utilizará durante la intervención, además de la lente que te recomienda utilizar para solucionar tu problema refractivo.

operacion-vista-cansada

En la Clínica Carreras Candi contamos con un tratamiento quirúrgico seguro y eficaz que consigue corregirlo y que trae consigo grandes resultados. Consiste en extraer el cristalino, como cuando se opera una catarata, para ser sustituido por una lente bifocal, trifocal o multifocal, según sea el caso. La principal ventaja de esta técnica es que corregimos cualquier defecto refractivo que tenga el paciente, incluso antes de padecer presbicia. Además de tratarse de una técnica altamente contrastada, con mínimas complicaciones, que sólo requiere de anestesia local y de una pequeña incisión con bisturí, la recuperación es bastante rápida y el resultado conlleva a liberarte de las gafas de forma definitiva.

Si sufres de vista cansada y quieres solucionarlo, no dudes en contactar con nosotros, estaremos encantados de atenderte de forma personaliza.

Me han bajado las dioptrías

Aunque es algo muy poco frecuente, la gente miope podría un día decir “creo que me han bajado las dioptrías”. ¿Pero puede realmente suceder algo así o está reservado solo a Clark Kent? Pues ni un extremo ni el otro, así que veamos cuáles pueden ser las causas de este fenómeno.

El mundo a través de ellas...

Si hay variación en la graduación esta sería mínima.

Seguramente la opción más común es que, aunque se necesite menos graduación, no hayan bajado las dioptrías sino que la persona estuviera “sobre-graduada”. Es decir, en vez de llevar su graduación estuviera llevando graduación de más. ¿Por qué? Pues desde un pequeño error en la medición (estamos hablando de media dioptría aproximadamente) hasta que en la última revisión el paciente no enfocara bien al 100% debido al cansancio o el sueño.
Otra opción es haber llevado lentillas entre 24 y 48 horas antes de la medición. Si la lentilla no se ajusta perfectamente al ojo, puede haber aplanado ligeramente la córnea y mejorar la visión ligeramente durante uno o dos días. Para evitar este error, es importante no haber llevado lentillas las horas previas a la nueva revisión, ya que pasado el efecto de la lentilla sobre la córnea el paciente volverá a ver con su graduación habitual.
Más conocido es el efecto de la vista cansada, que cuando aparece en gente miope (a partir de los 40 años aproximadamente) tiene a contrarestar el efecto de la miopía. En este caso podemos decir aquello de “no hay mal que por bien no venga”.

La vista cansada puede reducir la miopía.

Estos son los casos más comunes por los que alguien puede haber notado un descenso en su graduación. Si has notado que te han bajado las dioptrías por otro motivo, te recomendamos visitar a un oftalmólogo, aunque solo sea para que te felicite por tu suerte. Con nosotros puedes contactar aquí.

Adiós a la vista cansada

La mayoría de la gente, cuando alrededor de los 40 años empieza a tener problemas para ver de cerca, se interesa por lo que comunmente se llama vista cansadaEntre los profesionales de la medicina, este fenómeno es lo que técnicamente denominamos presbiciaY en lo que están de acuerdo ambas partes es que suele ser un auténtico engorro.

vista cansada

Llega un momento en que el brazo no da más de sí.

Ir a partir de entonces con las gafas a todos lados o pedir ayuda para saber lo que pone en la letra pequeña es algo a lo que cuesta acostumbrarse cuando siempre se ha tenido una visión (casi) perfecta. Pero es absurdo lamentarse por algo que es ley de vida, y más todavía cuando, hoy en día, la presbicia tiene solución.

gafas lectura

Las gafas de lectura ya no son obligatorias.

Igual que ocurre con la miopía, una pequeña (nunca mejor dicho) intervención quirúrgica le permitará olvidarse de las gafas de ver o tener que depender de algún joven para saber la fecha de caducidad de un producto.

Dependiendo sobre todo de la edad, el tipo de defecto y las perspectivas de visión del paciente se utiliza un método u otro:

  • Láser excimer asistido mediante láser de femtosegundo
  • Cirugia de cristalino transparente: se coloca una lente intraocular multifocal para corregir todas las distancias
  • Monovisión: consiste en una cirugia refractiva que corrige un ojo para la visón de lejos y otro para la visión próxima.
vista cansada

Tras la operación su ojo será el mismo, pero verá mejor.

En el Centro Oftalmológico Carreras-Candi podemos informarle de todo lo relacionado con la cirugía de la vista cansada, y si lo considera oportuno, operarle con la última tecnología y de manera profesional y personalizada: Infórmese Aquí